Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Estamos diseñados para no ser felices

Como Indiana Jones en busca del arca pérdida estamos nosotros constantemente. Estamos diseñados para no ser felices, ó más bien para estar continuamente buscando la felicidad. Esa que se nos va tan rápido. Ó como diría mi amiga Susana, la que se escapa entre tus dedos sin que nos demos cuenta. El tiempo es lo más preciado que podemos tener, más que todo lo que se pueda asemejar, por qué es el que nos acorta nuestra vida.  De eso voy a hablarte hoy del señor tiempo y de la felicidad.

estamos-disenados-para-no-ser-felices

Por muy jovencita que me veas, tengo que confesarte que soy un poco más mayor de lo que aparento. Se ve que en algún momento de mi vida tome la fórmula de la eterna juventud, por que los años no pasan por mí desde que cumplí los 12. Bueno, te confieso que me esponje más. Me he pasado la vida completa buscando la felicidad completa y tengo que decirte, que no existe.

Sabéis que soy inquieta, curiosa y sobre todo me encanta saber todo lo que me da curiosidad. Como uno de mis niños pequeños que vienen a su sesiones infantiles preguntan constantemente. ¿Eso que es? y ¿Por qué?, ¿Cómo se hace?. Yo soy igual. Quiero saberlo todo, ¿Cómo, dónde y porqué?. Esto mismo me sucedió en la búsqueda de la felicidad.

¿Alguna vez te has planteado algo de estos temas?

Yo ya voy por el nivel experto.

estamos-disenados-para-no-ser-felices-infancia-feliz

La felicidad es la persona que va de la mano con la vida y el tiempo. Van agarradas y unidos para mostrarte la vida que quieres vivir.

La vida, su fiel compañera, es la mente. El tiempo, el juez y la felicidad, el corazón.

La vida se preocupa por subsistir, es la encargada de que no te falte nada. Que todo sea como te esperas que sea. Crezcas de manera natural, tengas tus amigos que debes tener para socializarte, te cases con la persona que has tenido noviazgo, tengas hijos después de casarte, vivir hasta que sea mayor y morirte de viejo. 

Digamos es lo común, eso que estamos acostumbrados a ver desde que somos pequeños. Lo que pensamos que es normal y lo que nos da seguridad.

La felicidad es el corazón. Las emociones y lo que sentimos. Lo que nos guía en las decisiones importante. Ese loco que vive dentro de nosotros al que la mayoría de veces no le hacemos caso.

El tiempo el juez que rige el tiempo que tienes para vivir y ser feliz.

Ambas unidas  durante toda nuestra existencia.

Cada uno de nosotros tenemos una prioridades cuando venimos a este mundo. Conforme vamos creciendo nuestra prioridad se forjan a lo largo de nuestra infancia para mostrarnos la persona que queremos ser. Lo más importante en esta vida, lo que vamos a buscar y a ansiar durante años. Estamos separados por corazón y mente, pero a la vez unidos. En nuestras vidas le damos más poder a uno de los dos. Es el motor que guiará el tiempo de la vida que deseamos vivir.

estamos-disenados-para-no-ser-felices-infancia

Para mí, la prioridad era las que el corazón mi guiaba. Soy soñadora, muy emocional y alegre. Y siempre he buscado a mi otra mitad. De echo os lo conté en uno de mis post ” nunca me he enamorado”. No creas que me voy a conformar en mi búsqueda, no soy una fácil rival. No dejaré torcer mi brazo.

¡¡Pero cuidado!!, esto tiene arma de doble filo. 

Es imposible ser feliz si buscamos la seguridad, aun así tenemos dudas. Es imposible, si hacemos lo que otros espera que hagamos. Por que el corazón es el capataz de que seamos felices. Si lo atas como un caballo indomable, y haces caso a la mente. Jamás lo serás.

Pero no te creas que todo es tan sencillo, al fin y al cabo. Ó que todo el mundo es super feliz con la vida que han elegido, no siempre la vivimos como deseamos ó tristemente ¿Con quién deseamos vivirla?. Muchas veces para estas decisiones de felicidad hay que ser demasiado valiente, honesto con nosotros mismos y querernos bien. Pero conforme pasa la vida, son más las personas implicadas en este proceso, por que ya tenemos pareja ó nos casamos. Y cuando tenemos hijos. Nuestra toma de decisiones por ser nosotros felices, se amolda a la seguridad de nuestra familia, e hijos. Y dejamos que el tiempo fluya, los años que sea.

estamos-disenados-para-no-ser-felices-bebé

Además, estamos diseñados para no ser felices, por que la felicidad es variable.

La felicidad, no solo depende de nosotros solos. También del compañero ó compañera de vida que deseemos que nos acompañe.

Habrán escuchado estas palabras ” de la cuchara que elijas, será con la que comas toda la vida “. Me la comento un buen amigo el cual tenía ansias por encontrar a esa persona adecuada durante años de su vida. Conozco esa ansia, es complicado pensar que tienes que saber elegir bien porque el señor tiempo, decidió que no iva a detenerse. La vida ha estado jugando contigo a darte lima y limón y tu no sabes si agarrarte a la mente y hacer lo que ” es normal de hacer” ó guiarte por tu corazón ” lo que quieres realmente hacer”.

Es imposible ser feliz, si hacemos las cosas que no nos gustan. Es imposible, si de compañero de vidas ó compañera tenemos a alguien que nos da seguridad, pero no esa chispa de la vida que nos llena. Sería imposible vivir un modo de vida que no nos llena con la persona que no nos gusta. Hacer cosas en la vida que no tienen sentido, que la hacemos por que pensamos que debemos hacer, es un error.

Dependiendo de la punta de España que vivas, hay cosas prioritarias y otras no.

Un ejemplo, en mi zona es muy común estar de pareja años, guardar tu ajuar para cuando te marches a vivir con ella, casarte y tener hijos. En Valencia esas prioridades cambian. La formación y la proyección de tu futuro avanzar profesionalmente. No digo que no nos preocupemos por el otro campo, pero sí que gana más importancia el primer sector.

De eso depende la felicidad, de la unión perfecta entre corazón y mente ó mente y corazón.

Le damos porcentajes  más avanzados a lo que creemos más importante. Aunque aparte de eso depende la vida que hayas tenido o tenga. No es lo mismo vivir cómodamente y poder preocuparte por estas dos cuestiones. Que estar luchando por subsistir, sobrevivir y además tenerte que preocupar en ser feliz.

¿Eres de los que quieren vivir y tener la vida pre-diseñada?  ¿ Eres un valiente y te lanzas de lleno al corazón luchando con viento y marea por lo que te llena?.

Como ya te digo, la felicidad es variable. Cambia constantemente, lo que antes te hacía feliz, ahora no. El motivo es porque nuestras emociones cambian. A veces queremos a una persona y sin darnos cuenta, no la queremos.

 

y Tú,

¿ de que crees que depende la felicidad?.

2 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Elisabeth - Cuanta verdad Nieves, la felicidad la tenemos en las manos en muchos momentos de nuestra vida, pero no sabemos verla. Yo me creo una afortunada, en el momento más tonto, cuando me rio con mis niñas  jugando en la cama, o cuando paseamos los cuatro x el parque y veo que todo va bien y que estamos sanos….. Yo la verdad que eso lo aprecio, y me siento feliz.
    Bonitas palabras Nieves 23 marzo, 2019 – 09:19ResponderCancelar

    • admin_nieves - Es cierto, hay momentos que se te quedan grabados en la mente y somos totalmente felices con ellos. Esos momentos pueden en un momento dado insignificantes. Por ejemplo yo me recuerdo mucho cuando mi padre me llevaba a mi madre y a mi a su trabajo, por que trabaja en el campo y decía para entretenernos de jugar mirando las nubes buscándole la forma. Un recuerdo mío con mi padre es también cuando iva camino de la feria sobre sus hombros sentada. Son recuerdos que en aquel momento me hacían felices, y te estoy hablando de cuando yo tenía 4 ó 5 años. Cualquier cosa que por muy insignificante que nos parezca, hacen felices a nuestros hijos. Y realmente son las más baratas, las mejores y los mejores momentos en familia.24 abril, 2019 – 07:58ResponderCancelar

suscríbete a mi

newsletter

Estarás a la última de todas mis novedades y promociones.
Además conseguirás un bono de hasta 3 fotos digitales extras en tu próxima sesión

Menu