Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La infancia de nuestros hijos

Traigo añoranza de mi infancia y hoy os dejo con el más bonito de los recuerdos de mis niños. fotografía de infancia, ese recuerdo que se guarda en una parte tan especial de nuestras mentes. Me encanta recordar mi infancia y eso que fue una niña llorona. Princesita a más no poder y dulce para todos. Esas niñas que siempre tienen una gran sonrisa en la boca. Pero como decía mi madre ” tan frágil como una rosa”.  Tenía razón, era linda por dentro y por fuera pero frágil como una rosa. Muy endeble, finita, vamos como ahora. No he cambiado mucho.

la-infancia-de-nuestros-hijos

Mi infancia dulce. Esa añoranza que me viene por estas fechas, en la que me acuerdo de mi querido padre. Esos cuentos que me contaba por que no podía dormir, ese cuento interminable del ” indio de la buena pipa” o ” el indio aburrido”. El pobre no sabía ninguno más. Esas noches en las que lo despertaba de golpe por que dormida le daba con el brazo al vaso que estaba en la mesita de noche. Esas noches en las que dormía con mis padres por miedo a la noche. Siempre tan soñadora, pero a la vez miedosa. Técnicas de contar estrellas que me enseñabas para dormir, por eso siempre cuando me desvelaba acababa durmiendo a los pies de la cama con la puerta de la azotea abierta, contando estrellas. Era mi mejor manta, mi mejor cobijo.
Tus palabras con sus silencios. Tus abrazos y el sentir de tu cara rasposa al darte los besos. Sensaciones que nunca se me olvidarán, que me recuerdan a mi infancia. Añoranzas por tu falta y el espacio que has dejado en mi.

Se aproximan esos días en los que más me recuerdan a ti. Los olores a feria, el color y la añoranza de mi infancia. El tiempo en el que las calles se llenan de color y alegría. Y me llevabas a tus hombros por sus calles. Esa infancia dulce que me enamoró y me transmitió lo que vivías la feria, lo que te gustaba. Desde sol a sol, pasabas las horas. Había que mandarte un geolocalizador para saber donde estabas, por que siempre estabas dando vueltas por sus calles. Amando su cultura y amando su tradición. Esas noches en las que las estrellas compartían cielo con los fuegos y las luces llenas de color. Ahí estabas tú, siendo feliz de vernos contentos.

Ahora que se acerca estas fechas, parece que te veo. Es cuando más cerca me siento de ti y más lejos a la vez. Paseando por sus calles, paseando por los recuerdos.

 

 

 

 

foto-infantil-exterior

A veces no fue justa por que me cegaba por cosas que no tienen sentido. Por que realmente cuando crecemos nos damos cuenta que lo que realmente vivimos y sentimos es lo que perdura.  Ves aquí estas de nuevo, en este pedazo de mi mente que se niega a olvidarte y te recuerda día tras día siendo mi primer recuerdo  y el último antes de dormir.  Por que lo más dulce de mi infancia fue el tenerte como padre. Cabezon y testarudo, como yo. Así decía mi madre que siempre me parecí a ti. En el carácter, el la forma, en el físico. Yo salí a tu familia.

 

 Pronto nos veremos, solo tu y yo sabemos que el tiempo pasa rápido.

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

suscríbete a mi

newsletter

Estarás a la última de todas mis novedades y promociones.
Además conseguirás un bono de hasta 3 fotos digitales extras en tu próxima sesión

Menu