Cólico de lactante – causas y soluciones

El cólico de lactante  es uno de los problemas que suelen surgir en los primeros meses del bebé. A veces prolongado durante un tiempo y otras durante muchos meses. Este maravilloso post nos lo deja Laura Gil, nuestra matrona. “Mi bebé tiene cólicos”, es la frase más repetida por las madres. Pero… ¿qué son los cólicos del lactante?. Parece mentira lo bonitos que lucen en nuestras fotografías, tan pequeñitos. Y el cólico de lactante no les perdone, esa incomodidad.

colico-de-lactante-causas-y-soluciones

Realmente, no lo sabemos.

No se ha encontrado una causa específica para el conocido “cólico del lactante”. Simplemente se le ha puesto este nombre a un patrón de llanto que se repite en muchos recién nacidos:

– Bebé menor de tres meses de vida

– Llora normalmente a partir de las seis de la tarde, mínimo 3 días en semana.

– Es un llanto desconsolado, que a veces llega a durar tres horas seguidas.

– No cesa si se les coge en brazos o se les alimenta

Si su bebé cumple estas características, sufre “cólicos del lactante”.

colico-de-lactante-causas

Como ya he dicho, no se conoce por qué sucede. Seguramente sea una mezcla de varios motivos a la vez, y no en todos los bebés surja por un mismo motivo.

Aquí algunos de ellos y lo que podemos hacer:

Posición horizontal la mayor parte del tiempo.
¿Cómo te sientes cuando inmediatamente después de comer te vas a dormir? Seguramente tu digestión sea pesada y molesta. Lo mismo les sucede a ellos. Los bebés deben mantenerse en una posición vertical después de comer (¡y todo el tiempo que sea posible!), no para expulsar los gases (los golpecitos en la espalda no son para nada necesarios, y resultan bastante molestos), sino para facilitar su digestión.

Alimentar al bebé cuando llora.
Tenemos que tener claro que la alimentación del bebé (ya sea materna o artificial), es A DEMANDA. Es decir, cuando el bebé quiera, y la cantidad que quiera. Ellos nos muestran sus señales de hambre, y el llanto es ya un grito desesperado de “no puedo más”. Si esperamos a esto, el bebé tragará gran cantidad de aire mientras come, lo que le supondrá gases molestos que le incomoden.

– Estrés.
Si, los bebés pueden acumular estrés durante el día, y “explotar” llegada la tarde- noche. La sobre estimulación, las luces y ruidos, el paso por brazos ajenos a mamá y papá, etc.

colico-de-lactante

Ante todo esto, te recomiendo:

 – Alimenta a tu bebé a demanda cuando veas en él las primeras señales de hambre
– Portéale de forma ergonómica el mayor tiempo posible
– Practica el contacto piel con piel, sobre todo las primeras semanas
– Aprende y aplica el masaje infantil de forma rutinaria para calmar sus tensiones y facilitar la digestión.

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

suscríbete a mi

newsletter

Estarás a la última de todas mis novedades y promociones.
Además conseguirás un bono de hasta 3 fotos digitales extras en tu próxima sesión

Menu