Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Enseña a tu hijo a ser feliz, no perfecto

Hace unos días hablaba con una mamá que visito mi estudio para una sesión de recién nacidos. Ella tenía una niña mayor y venía para las fotos de su bebé recién nacido. El tema que inmundo ese día fue sobre la enseñanza que damos a nuestros hijos. Enseña a tu hijo a ser feliz, era lo que ella decía.  Yo quiero hijos felices, no quiero hijos que hagan algo por que no quieran hacerlo. Que sean alguien, que no quieran ser.

Soy inquieta y curiosa. Me encanta la psicología y el pensamiento. Los que me conocéis sabéis que son temas que amo y adoro. La educación y la crianza es uno de los temas que me corre por las venas. Entonces pensé ! Cuanta razón tienes¡. Cada vez nuestros hijos tienen más responsabilidades desde que nacen. Desde muy pequeños entran en la guardería. Algunos con 6 meses, otros con 1 año y en el colegio se adelanto la edad a los 3 años. El mundo está cambiando, a veces para bien y otras para mal. Acostumbramos a nuestros hijos a estar haciendo constantemente algo y es bueno que a veces también se aburran.

¿Por qué es importante que los niños se aburran?

Dejarles tiempo libre para que nuestros hijos se aburran tiene gran importancia. Enseña a tu hijo a ser feliz sin extremos. Los extremos nunca son buenos. Debe darse todo de manera organizada que los niños hagan actividades de aprendizaje y que a su vez tengan ratos para ellos mismos.

Cuando tienes tanto tiempo cubierto de actividades es imposible pensar en otras cosas que puedan llamarnos la atención. Pensar en crear algo nuevo. ¿Te imaginas que hubiese sido tu infancia sin esa locura imaginaria de crear juguetes de artículos que no lo eran?. La imaginación crea niños felices y capaces de hacer las cosas por si mismos. Y adultos capaces de pensar y crear.  Es bueno que los niños se aburran, por que crea el poder de la imaginación.

El poder de la imaginación es infinito.

 

En el estudio lo pasamos tan bien por que fomento que los niños sean niños sin distracciones. No me gustan que tengan ni móviles, ni accesorios tecnológicos para captar su atención. Los niños siguen siendo niños, disfrutan con cualquier cosa. Solo quiere atención y un vínculo. Cualquier cosa saca una sonrisa, cualquier momento se convierte en inolvidable. En las sesiones los padres olvidan todo lo que les ocupa tanta atención. Detener el tiempo es mi especialidad. Creando momentos inolvidables y a su vez deteniendo el tiempo para que además de llevarte fotos, te lleves un recuerdo inolvidable en el corazón. Son especiales, por que disfrutamos con la imaginación y sin distracciones.

 

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

suscríbete a mi

newsletter

Estarás a la última de todas mis novedades y promociones.
Además conseguirás un bono de hasta 3 fotos digitales extras en tu próxima sesión

Menu