Infancia feliz

Nuestros niños, sonrisas incesantes que inundan nuestros hogares. Esas que nos hacen ver que hicimos bien. Darles una infancia feliz. Tiempos en calma para esa generación que pudieron disfrutar de la inocencia y el respaldo de una bonita infancia.

infancia-feliz-sevilla-fotografia

Pensando en lo corto que se hacen los años y lo que cambia la manera de ver las cosas. Cada generación nos criamos de una manera, pero todos compartimos lo mismo. Siempre queremos que la infancia de nuestros hijos sean mejor que las nuestras. Decir que la mía fue muy buena comparable con la que le tocó vivir a mi madre. A su vez la de ella fue mucho mejor que la que le tocó vivir a mi abuela. Años de post-guerra en la que el hambre se quitaba a guantazos. Como bien diría ella.

Disfrutamos de una infancia feliz, es curioso, cada generación sea como sea su vida. Limitaciones o menos limitaciones. Han tenido una gran infancia feliz. Mi abuela fue feliz a su modo. Mi madre al suyo. Yo al mío. Cada una vio la felicidad de la infancia en pequeños detalles y momentos y así formamos nuestras vidas en ese periodo tan inocente de nuestros niños.

infancia-feliz-sevilla

Generaciones que pisan fuerte.

Tienen más oportunidades y ventajas. Es estupendo. La generación internacional que no se limita a las barreras. Son internacionales y desde pequeños  cada día más se les adapta los lenguajes en el colegio. Eso me hubiese gustado a mi, conocer  dos idiomas desde muy pequeños facilitaría mucho mi aprendizaje de Inglés. Con lo cabezona que soy para los idiomas.

Dulce infancia donde tienen tiempo para pasarlo donde quieran. Libertad para elegir las cosas que desean hacer y como quieren vivir. Opciones para elegir su futuro. La información que nosotros no teníamos.

Se conoce más, se les deja elegir y se les regala ese don tan preciado. 

infancia-feliz-fotografia

Yo quiero una infancia feliz.

Aunque los tiempos han cambiado, pienso que hay una parte que aún está intacta. Esa inocencia que es característica de nuestros niños. Esa infancia feliz en la que todos nos vemos involucrados de una manera u otra. Gracias a esos héroes que hacen que continue y que nuestros niños. En gran parte disfruten del preciado tiempo. En el que los días se nos hacía eternos. Pasábamos las horas jugando en la puerta, sin preocuparnos de nada más.

Así quiero el día de mañana criar a mis hijos, con una infancia como la mía, con la que pudo darme mi familia.

infancia-feliz-fotos-sevilla

Cada vez que tengo sesiones tan bonitas. Recuerdo lo feliz que era esta inocencia y lo valioso que es capturarla a tiempo. En muy poco tiempo pasa volando. Ese primer beso inocente, esas miradas de complicidad, esa inocencia feliz de ver a los demás.

Es el momento de que perduré.

Por que los niños se merecen ser niños, el tiempo ya les dirá cuando tengan que convertirse en adultos. 

Deja un comentario

Facebook
Instagram